Big Data; son dos palabras que hemos escuchado mucho en los últimos años y sabemos que se refieren a los datos, pero ¿podemos decir el que el Big Data ya es inmobiliario? ¿Qué aplicación tiene? Te hablamos de esta tecnología y de su influencia en la transformación digital del sector.

Datos = información

Durante años las empresas iban acumulando datos y más datos sin saber muy bien qué hacer con ellos. Ha sido en los últimos años, al ver que la experiencia en el sector y la intuición ya no son suficientes para seguir creciendo, cuando el Big Data ha entrado en acción.

Esta tecnología no es otra cosa que el análisis de un gran volumen de datos para transformarlos en información y conocimiento fundamental para la evolución de la empresa. El Big Data va de la mano del Business Intelligence y los sistemas de CRM, de los que hablamos recientemente en este post. (enlace a post BI+CRM).

Beneficios del Big Data en el sector inmobiliario

Poniendo el foco en el sector inmobiliario, el Big Data aporta los siguientes beneficios:

  • Garantiza un mejor rendimiento en todos los procesos. Hablamos del análisis del suelo, pre-comercialización, acciones de marketing, venta y postventa.
  • Favorece la revisión y el análisis de los resultados. El Big Data hace posible la continua evaluación de cada una de las acciones y comprobar si se han cumplido los objetivos, qué se puede mejorar y de qué se puede prescindir.
  • Facilita la toma de decisiones. Al tener controladas más variables, gracias a la información y su posterior análisis, la empresa dispone de más conocimiento para enfocar su futuro y la viabilidad de sus operaciones.
  • Permite identificar tendencias. Para triunfar en el sector inmobiliario hay que hacer un gran esfuerzo por entender el mercado e intentar anticiparse para invertir convenientemente. Los datos cruzados de manera correcta pueden indicar las tendencias sutiles que predominan, permitiendo tomar la iniciativa antes de que se generalicen y el margen de beneficios se reduzca.

Aplicaciones concretas al sector

A continuación, detallamos algunos ejemplos de lo que el Big Data puede aportar al sector inmobiliario:

  • Ofrece la propiedad o el local perfecto a tu cliente. Los datos sociodemográficos de una zona y la evaluación de informes sobre datos de zonas similares, pueden ayudar a encontrar lo que necesita cada cliente para su negocio.
  • Controla de cerca la competencia. No sólo importan los datos internos, también la información de los otros jugadores del tablero. Saber los movimientos de otras empresas inmobiliarias puede ayudar a identificar patrones en sus acciones y/o nuevas oportunidades de negocio.
  • Descubre las zonas con más rentabilidad. Ya existen algunas plataformas basadas en la geolocalización que contrastan datos demográficos, socioeconómicos y empresariales, para encontrar áreas de interés en las que invertir y/o captar potenciales clientes.

“La información es poder”, la frase atribuida por muchos a Sir Francis Bacon, se justifica más que nunca viendo los beneficios que aporta el Big Data al sector inmobiliario, unos beneficios que son extensibles al cliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up